Los Niveles de Colesterol en los Niños, Niñas y Adolescentes

  • Categoría de la entrada:Interés General
  • Tiempo de lectura:4 minutos de lectura

La American Academy of Pediatrics (AAP) recomienda que todos los niños entre las edades de 9 y 11 años de edad se les hagan exámenes para detectar dislipidemia así como para detectar niveles altos de colesterol en la sangre debido al aumento de la epidemia de obesidad infantil.

Además, la AAP recomienda los siguientes exámenes para los siguientes grupos de niños:

  • Aquellos cuyos padres o abuelos han sufrido infartos o han sido diagnosticados con arterias bloqueadas o una enfermedad que afecta los vasos sanguíneos, como un derrame cerebral, a la edad de 55 años o antes en los hombres, o 65 años o antes en las mujeres
  • Aquellos cuyos padres o abuelos tienen niveles de colesterol total en la sangre de 240 mg/dl o más
  • Aquellos cuyos antecedentes médicos familiares son desconocidos (por ejemplo, muchos niños adoptados) o aquellos que tienen características asociadas con la enfermedad cardíaca, como presión arterial alta, diabetes, tabaquismo u obesidad.

Para los niños que pertenecen a estas categorías, su primer análisis de colesterol total debe hacerse después de los 2 años, pero antes de los 10 años de edad.

Los niveles de colesterol en los niños, niñas y en los adolescentes

ClasificaciónColesterol Total*Lipoproteínas de Baja Densidad (LDL)*
Aceptable<170<110
Límite170-199110-129
Alto>200>130
*Miligramos por 100ml de sangre

Un niño puede tener colesterol alto por muchas razones como: obesidad, diabetes, enfermedad renal, enfermedad del hígado, o tiroides hiperactiva. Si un análisis inicial muestra colesterol alto, su pediatra le hará un nuevo examen de sangre a su hijo después de 2 semanas para confirmar los resultados. Si aún es alto, el médico también determinará si su hijo tiene una condición subyacente.

¿Cómo se trata el colesterol alto?

Si su hijo tiene un colesterol LDL de 130 mg/dl o superior, su médico hablará con usted sobre cambios a introducir en el estilo de vida del niño o les aconsejará visitar a un dietista o nutricionista. Las metas consistirán en:

  • reducir el consumo de grasas (sobre todo de las grasas saturadas y las trans) y reducir el colesterol en la dieta de su hijo
  • aumentar el ejercicio físico
  • perder peso, en caso necesario

La medicación solo se suele considerar para niños de 10 años en adelante cuyo colesterol LDL es de 190 mg/dL o superior, y cuando los cambios introducidos en la dieta y el ejercicio físico no hayan funcionado. Los niños con factores de riesgo, como la diabetes o la hipertensión arterial o con antecedentes familiares de colesterol alto o enfermedades cardíacas, pueden necesitar tratamiento con colesteroles más bajos de 190 mg/dL.

Cinco maneras de bajar el colesterol

A continuación, encontrará 5 maneras de ayudar a controlar el colesterol en su familia:

  • Sirva una dieta saludable para el corazón, que incluya:
    • verduras, frutas, hortalizas y cereales integrales
    • carne magra y carne de ave, pescado, frutos secos, legumbres y productos de soja.
    • leches y productos lácteos desnatados o semidesnatados
    • grasas saludables, como las que contienen el pescado, los frutos secos y los aceites vegetales
  • Limite el consumo de bebidas y alimentos con azúcares añadidos.
  • Lea la información nutricional de las etiquetas alimentarias, para poder limitar el consumo de colesterol, grasas saturadas y grasas trans.
  • Fomente la práctica de mucho ejercicio físico en su familia. El ejercicio físico ayuda a aumentar el colesterol HDL en la sangre, ¡algo muy positivo! Los niños y los adolescentes deben practicar actividades físicas por lo menos durante 60 minutos cada día.
  • Ayude a su hijo a mantener un peso saludable.

Es importante que la vida sana se convierta en un esfuerzo de toda la familia. Las medidas que tome para mejorar el estilo de vida de su familia tendrán un efecto positivo en la salud de todos sus miembros; y no solo ahora, sino también de cara al futuro.

Informes recientes indican que hay buena evidencia de que los niños que tienen problemas de colesterol se convierten en adultos con colesterol alto. Así que es importante hacer un chequeo del colesterol en los niños que pueden tener un mayor riesgo de colesterol elevado.

Fuente: HealthyChildren.org y KidsHealth.org