Vacunate Contra La Gripe

  • Categoría de la entrada:Interés General
  • Tiempo de lectura:5 minutos de lectura

¿Para qué se realiza la vacunación contra la gripe?

Para reducir las complicaciones, hospitalizaciones, muertes y secuelas ocasionadas por la infección por el virus influenza en la población de riesgo en Argentina.

¿Cuál es el objetivo de la vacunación?

Lograr coberturas mayores o iguales al 95% en cada grupo de la población en riesgo.

La vacunación antigripal debe ser efectuada en forma OPORTUNA, idealmente antes del comienzo del invierno (etapa de mayor circulación del virus influenza). No obstante, y si la situación epidemiológica nacional y local lo indican, deberá continuarse hasta que la circulación viral cese.

¿A quién está dirigida?

  • Personal de salud
  • Embarazadas: en cada embarazo y en cualquier trimestre de la gestación. (EN CADA EMBARAZO, LA MUJER DEBE RECIBIR LA VACUNA ANTIGRIPAL en cualquier trimestre de gestación y VACUNA TRIPLE BACTERIANA ACELULAR [dTpa] a partir de la semana 20 de gestación).
  • Puérperas: hasta el egreso de la maternidad –máximo 10 días-, si no recibió la vacuna durante el embarazo.
  • Niños de 6 a 24 meses de edad (son dos dosis, si no recibió dos dosis anteriormente).
  • Personas entre los 2 y 64 años que tengan factores de riesgo: requieren orden médica (excepto obesos) debiéndose detallar el grupo de riesgo al cual pertenecen.
  • Personas de 65 años y mayores. En las personas mayores de 65 años no se requerirá orden médica para recibir la vacuna antigripal y se aprovechará la oportunidad para aplicar la vacuna contra neumococo que corresponda.
  • Personal Estratégico. En función de la disponibilidad de dosis y la dinámica habitual de la vacunación antigripal, podrán incorporarse a esta categoría, los mismos grupos establecidos y alcanzados por la vacuna contra COVID-19.

Como en los años precedentes la vacunación de la población objetivo podrá realizarse de manera sucesiva y/o simultánea dependiendo de la disponibilidad de dosis, capacidades operativas y respondiendo a un orden dinámico.

¿Se requiere orden médica?

Sólo requieren orden médica las personas entre los 2 y 64 años que se vacunen por presentar alguno de los siguientes factores de riesgo (excepto obesidad).

Enfermedades respiratorias

  1. Crónica: hernia diafragmática, enfermedad pulmonar obstructiva crónica [EPOC], enfisema congénito, displasia broncopulmonar, traqueostomizados crónicos, bronquiectasias, fibrosis quística, etc.
  2. Asma moderada y grave.

Enfermedades cardíacas

  1. Insuficiencia cardíaca, enfermedad coronaria, reemplazo valvular, valvulopatías
  2. Cardiopatías congénitas

Inmunodeficiencias congénitas o adquiridas (no oncohematológica)

  1. Infección por VIH/sida.
  2. Utilización de medicación inmunosupresora o corticoides en altas dosis (mayor a 2 mg/kg/día de metilprednisona o más de 20 mg/día o su equivalente por más de 14 días)
  3. Inmunodeficiencia congénita.
  4. Asplenia funcional o anatómica (incluida anemia drepanocítica).
  5. Desnutrición grave.

Pacientes oncohematológicos y trasplantados

  1. Tumor de órgano sólido en tratamiento
  2. Enfermedad oncohematológica, hasta seis meses posteriores a la remisión completa
  3. Trasplantados de órganos sólidos o precursores hematopoyéticos

Otros

  1. Obesos con índice de masa corporal mayor a 40 Kg/m2.
  2. Diabéticos.
  3. Personas con insuficiencia renal crónica en diálisis o con expectativas de ingresar a diálisis en los siguientes seis meses.
  4. Retraso madurativo grave en menores de 18 años.
  5. Síndromes genéticos, enfermedades neuromusculares con compromiso respiratorio y malformaciones congénitas graves.
  6. Tratamiento crónico con ácido acetilsalicílico en menores de 18 años.
  7. Convivientes de enfermos oncohematológicos.
  8. Convivientes de prematuros menores de 1.500 g.

Coadministración con otras vacunas

La coadministración de cualquiera de las vacunas disponibles contra COVID-19 con otras vacunas del Calendario Nacional, incluida la vacuna antigripal, no ha sido evaluada. Por este motivo, hasta tanto se tenga más información y considerando las recomendaciones internacionales al respecto, se recomienda respetar un intervalo de 14 días con la aplicación de otras vacunas.

Debe tenerse en cuenta que, ante una situación imprevista con potencial riesgo de vida como por ejemplo un accidente potencialmente rábico o una herida potencialmente tetanígena, deberá priorizarse completar el esquema antirrábico o antitetánico correspondiente (si tuviera indicación).

Posteriormente, se dará inicio o se completará (según corresponda) el esquema de vacunación contra la COVID-19, respetando un intervalo mínimo de 14 días desde la última dosis antirrábica o con componente antitetánico aplicada.

Vacunación en pacientes confirmados o sospechosos de covid-19

Si bien no existen contraindicaciones médicas para administrar vacunas (incluida la vacuna antigripal) en pacientes con diagnóstico de COVID-19, se recomienda posponer la vacunación con el objetivo de evitar la trasmisión viral y propagación de la enfermedad.

Ante cualquier duda o consulta acuda a su médico de confianza.

Fuente: Ministerio de Salud de La Republica Argentina